Contrato Social por la Educación

Por la defensa de la gestión democrática en los sistemas educativos de América Latina y el Caribe

La última Asamblea de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación, realizada en Quito entre el 10 y el 13 de abril, se denominó: “Luchas Sociales, Derechos Humanos y Educación: por Democracias Fortalecidas y Ciudadanías Activas en América Latina y el Caribe”. Tras este nombre, la CLADE quiso destacar cómo la realización del derecho humano a la educación para todos y todas solamente puede darse en contextos de plena democracia, activa y participativa. En este sentido, su carta política final destacó una preocupación respecto a la criminalización de movimientos sociales que luchan por el derecho a la educación en América Latina y en otros continentes, así como respecto a tendencias de cerrar espacios de diálogo y participación social que tienen lugar alrededor del mundo.

De esta manera, la Carta de Quito aprobada en Asamblea afirma que: “El pleno ejercicio del derecho a la participación tiene que ser exigido de modo sostenido por los movimientos y organizaciones y garantizado por los Estados. Es indispensable ampliar y mejorar los mecanismos de control público y participación popular en el debate y toma de decisiones, asegurando el respeto a los derechos humanos, a las contribuciones y voluntades de todos y todas los/as ciudadanos/as. Esto incluye medios democráticos y pacíficos de negociación y representación, que reconozcan las organizaciones y movimientos sociales como interlocutores legítimos en los procesos de debates y tomas de decisión y en donde el disenso sea reconocido como legítimo. Es urgente ampliar y fortalecer el espacio de lo público y posicionar con fuerza el carácter político de nuestras luchas”.

El 28 de Agosto del 2012, en el programa radial Controversia de Radio Quito, el coordinador del Contrato Social por la Educación (CSE) del Ecuador, Milton Luna, integrante del Comité Directivo de la CLADE, hizo un llamado por la profundización de una gestión democrática en el sistema educativo del Ecuador, apuntándola como fundamental para la consolidación de una ciudadanía activa, crítica y propositiva. La posibilidad de que la ciudadanía, en todos los países del mundo, pueda involucrarse en el debate y posterior seguimiento de las políticas públicas es clave para que las políticas puedan de hecho cobrar su sentido público. Como dijo el coordinador del CSE, es así que se hace posible el fortalecimiento de ciudadanos y ciudadanas que piensan, reflexionan, cuestionan, proponen.

La CLADE sostiene que la gestión democrática de los sistemas educativos es clave para la realización de una educación promotora de todos los derechos humanos, orientada hacia el fortalecimiento de la democracia, el pleno desarrollo de la persona y la paz, tal como afirman los tratados internacionales de derechos humanos, desde la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948. En este sentido, hace público su apoyo al Contrato Social por la Educación así como a la ciudadanía y movimientos sociales que luchan por la realización del derecho humano a la educación, con posturas comprometidas y promotoras de debate plural.

 

 

Contrato Social por la Educación en el Ecuador

Pedro Basán N35-87 y Mañosca - Telf: 593-2-3316558 / 3316233 - info@contratosocialecuador.org.ec - Quito-Ecuador

         

Desarrollado por Diego Apolo Buenaño