Contrato Social por la Educación

Reflexiones: PRIORIDAD, LA EDUCACIÓN

PRIORIDAD, LA EDUCACIÓN

Milton Luna Tamayo

Vivimos una catástrofe. Ante ella no existe otra salida que unirnos para salir adelante. De todos depende que tengamos éxito en ese esfuerzo. Mas, dentro del concepto “todos”, unos son más fuertes que otros. Las responsabilidades tienen que ser equitativas. Los que más pueden y tienen cargaran con más peso, otros con menos, pero todos meteremos el hombro. Sin embargo, hay un segmento de la población que no tiene que cargar nada, es la niñez, que más bien tiene que ser protegida, ya que es el sector más débil de la sociedad, sobre todo la niñez pobre y, también porque en la niñez se condensa nuestra esperanza y oportunidad de trascendencia como sociedad y como nación.

Por esto, el estado, por más que atraviese una crisis descomunal, priorizará los niños y niñas, su salud y educación. Pero eso no lo estamos entendiendo en Ecuador, que conminado por las enormes necesidades fiscales, en una acción desesperada, recorta presupuestos de todos lados, sin establecer prioridades, poniendo en riesgo la supervivencia del país.

El Ing. Vinicio Baquero, ex viceministro de gestión educativa, en su renuncia del 27 de mayo del 2020, señala que hubo una reducción del presupuesto educativo “desde enero de 2020 a la presente fecha de un total de $ 906.601.865,02 (millones de dólares)”.

Este hecho inédito, de recorte de casi un tercio del presupuesto de educación general, resta al ministerio de educación, de capacidades de respuesta frente a la pandemia, y remece las estructuras del sistema educativo público, poniendo en riesgo, este bien estratégico, y la educación presente y futura de millones de niños, niñas y jóvenes del Ecuador.

De cara a esta situación, el gobierno bajo los criterios de equidad y prioridad y en el marco de la unidad que demanda la crisis, tiene que reducir gastos del estado de los lados que la técnica lo recomiende, pero debe restituir los recursos a educación.

Se requiere iniciar un movimiento pedagógico nacional de defensa de la educación pública, que promueva un nuevo modelo educativo, la Nueva Escuela, que enfrente creativamente la coyuntura y el devenir. Tal movimiento debería estar liderado por maestros y estudiantes, pero con la participación de familias, GAD, medios de comunicación, intelectuales y artistas.   

Los maestros, sin dejar de lado la legítima protesta, deberían defender el sistema público de educación en las aulas, junto a sus estudiantes, enseñando y aprendiendo, en medio de estas circunstancias tan difíciles. Esa será la mejor enseñanza a la niñez y al país.

Junio 2020

 

 

Contrato Social por la Educación en el Ecuador

Pedro Basán N35-87 y Mañosca - Telf: 593-2-3316558 / 3316233 - info@contratosocialecuador.org.ec - Quito-Ecuador

         

Desarrollado por Diego Apolo Buenaño